marzo 29, 2024

Reflexiones sobre la representación de género en el mundo del vino en Chile a través de docu-series

Serie documental analizada «Entre viñas».

La imagen audiovisual sobre la articulación entre la modernización y la norma de género en el mundo del vino en Chile es compleja y reveladora de las tensiones presentes en la industria vitivinícola. Un estudio recientemente publicado en la revista Comunicación y Medios ha arrojado luz sobre estas dinámicas, estudio en el que participa la directora alterna e investigadora del Instituto de Ecología y Biodiversidad -IEB- Olga Barbosa, la coordinadora del INP3 Conservación de la biodiversidad en agroecosistemas (BCA) del IEB, Karina Godoy, ambas fundadoras del Programa Vino, Cambio Climático y Biodiversidad -VCCB-, además de investigadores de la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad de Chile y la Universidad Diego Portales.

El objetivo del artículo consistió en comprender la imagen que proyectan los medios audiovisuales sobre temáticas de género, desde una narrativa de modernización industrial, siendo el sector vitivinícola un ejemplo de ello. A través de un análisis de discurso -que incluyó las dimensiones de voces, discursos y temporo-espacialidades-, se buscó entender la industria desde las relaciones sociales, prácticas de campo, expertas y expertos, factores económicos, sociales, culturales y ambientales. Es fundamental comprender que los medios audiovisuales proyectan una imagen del mundo del vino que puede interpretarse como su identidad. Por ello, resulta importante indagar sobre la representación que ofrece del género. En este contexto, Olga Barbosa destaca la importancia de reflexionar sobre nuestras acciones diarias, tanto conscientes como inconscientes, que contribuyen a perpetuar y fortalecer las normas de género. A través de este estudio, se evidencia cómo estas series de televisión influyen significativamente en la creación y mantenimiento de dichas normas.

Serie documental analizada «El que a Chile vino».

Las docu-series analizadas fueron “El que a Chile vino” emitida en Canal 13C y “Entre Viñas” de TVN, las cuales muestran una marcada predominancia masculina en la representación del mundo del vino, con una mayor diversidad de roles ocupados por hombres, desde expertos y viticultores, hasta campesinos, propietarios y maestros toneleros. En contraste, las voces de las mujeres se enuncian principalmente desde la figura de la enóloga, cuyo liderazgo se ve tensionado por una narrativa ambigua arraigada en los roles tradicionales de género. “La tensión en el estudio no se refiere a un conflicto directo, sino más bien a un constante vaivén de fuerzas. Se observa que, si bien las mujeres son admitidas en la industria del vino, no se les otorga la atención que merecen. Tras examinar diversas historias y llevar a cabo entrevistas, se percibe que se ha normalizado la idea de que para que una mujer entre en un espacio de poder y liderazgo en la industria, debe ser a costa de todo. Existe una contradicción entre el discurso de innovación y la realidad de las dificultades que enfrentan las mujeres al entrar en este ámbito. Aunque se avanza en términos tecnológicos y en la inclusión de mujeres, aún persiste una ambigüedad en la aceptación plena del rol de la mujer en las viñas: es como si estuviera presente pero no del todo reconocida, avanzamos pero sin llegar a consolidar su posición por completo”, destacó Olga Barbosa.

El estudio también destaca la falta de visibilidad de otras mujeres en roles menos vistosos, como trabajadoras del campo, del hogar, seleccionadoras en bodegas y en labores administrativas. Esta reproducción de las normas de género se evidencia en los modos de expresión y el énfasis en el legado familiar, donde predominan las figuras masculinas. En este sentido, Olga Barbosa señala que la invisibilización de las mujeres en roles laborales se debe a la percepción de que dirigir a trabajadores, en su mayoría hombres, sería incómodo, y en el caso de las bodegas, aunque han habido cambios, se atribuye a la necesidad de fuerza física requerida en esas labores.

Por otro lado se ofrece una valiosa contribución al debate sobre género y producción de medios en la industria vitivinícola chilena, destacando la necesidad de reimaginar un mundo del vino más inclusivo y diverso en términos de género. En este sentido, Olga Barbosa señala que se está produciendo una reinvención con mayor diversidad de voces y enfoques emergiendo gradualmente. “Aunque las series documentales reflejan predominantemente un estilo particular, hemos presenciado una apertura hacia una variedad de perspectivas, especialmente a través de medios digitales como las redes sociales y otros medios audiovisuales. Esta nueva narrativa se evidencia en la proliferación de viñedos independientes y de menor escala, como el movimiento independiente de Viñateros, que se destaca por su innovación. A pesar de estos avances, enfatizamos la necesidad de un esfuerzo consciente para desarrollar la industria del vino con una perspectiva de género equitativa. Aunque hay talentosas mujeres en el ámbito de la enología, su representación en los medios audiovisuales sigue siendo limitada. Nos preguntamos hasta qué punto los documentales reflejan con precisión la situación actual”, afirma la investigadora.

Este estudio se centra en el aspecto audiovisual, pero también desde el Programa VCCB están llevando a cabo otros estudios que exploran entrevistas y enfoques transversales para comprender mejor la complejidad de definir roles basados en el género en la industria vinícola.