enero 30, 2024

IEB presente en XI Encuentro Interdisciplinar de CTS-Chile: Reflexiones sobre oscilaciones, fricciones y transiciones entre paradigmas del desarrollo

La comunidad de Estudios de Ciencia y Tecnología (CTS-Chile) ha marcado un hito en el panorama académico nacional con su undécimo encuentro interdisciplinario, celebrado del 3 al 5 de enero en la ciudad de La Serena, región de Coquimbo. Organizado en colaboración con la Universidad Central de Chile (UCEN-La Serena), este evento ha sido un espacio de convergencia de diversas formas de conocimiento, reuniendo a destacados representantes del ámbito científico y académico.

Bajo el lema «Oscilaciones, Fricciones y Transiciones entre Paradigmas del Desarrollo», el encuentro exploró las dinámicas cambiantes de los saberes en acción, destacando la heterogeneidad epistémica, valórica y territorial de la comunidad de CTS-Chile. Según los participantes, este fenómeno invita a reflexionar sobre las interferencias constructivas, destructivas y transformadoras de nuestros sistemas de conocimientos en el contexto contemporáneo chileno. Investigadoras renombradas son parte de su comité científico como Jimena Carrasco de la Universidad Austral, y Cristina Dorador de la Universidad de Antofagasta; y speakers y conferencistas como el caso de Cecilia Ibarra de la Facultad de Gobierno de la Universidad de Chile, y Patricia Peña, de la Comisión Asesora contra la Desinformación, Ministerio de Ciencia, y académica e investigadora de la Facultad de Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile.

El Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB) estuvo apoyando el encuentro interdisciplinario, representado por tres destacadas figuras: la investigadora asociada y quien coordina el Estudio de Largo Plazo Fray Jorge, Alejandra Troncoso; la divulgadora científica Claudia Hernández del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA) e IEB, y la coordinadora de comunicaciones del nodo Concepción del IEB, Xuksa Kramcsak.

Martín Pérez Comisso, del equipo organizador, expresa su gran satisfacción por la participación de 200 personas durante los tres días del encuentro. Destaca la integración de 62 disciplinas diversas, un logro que ha sido consolidado después de 11 años de esfuerzo. Especialmente significativo fue el aumento de participantes del norte, incluyendo Antofagasta, Copiapó, Ovalles y Coquimbo, gracias a que La Serena fue el epicentro del evento.

Pérez Comisso enfatiza la simetría en el intercambio entre las ciencias naturales y sociales, resaltando la importancia de este espacio intrínsecamente interdisciplinario. Subraya la prioridad de romper barreras y definiciones que puedan separar, buscando comprender las complejidades de los problemas actuales a través de la integración de diversas formas de conocimiento: arte, espiritualidad, humanidades, ciencias exactas, ciencias de la computación, entre otras. Todo esto se encuentra en los espacios de Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS), que permiten entender la co-producción de la realidad y descubrir nuevas formas de conocimiento que emergen de las situaciones locales, construidas en conjunto.

Respecto a los paneles, destaca especialmente el dedicado al extractivismo biodiverso, que resultó fascinante en cuanto a reflexionar sobre el presente y nuestra relación con la naturaleza, especialmente en el norte chico de nuestro país.

Mujeres oscilantes: Un diálogo crucial

Alejandra Troncoso, parte del panel «Extractivismos Biodiversos», compartió su experiencia sobre las complejidades de las actividades extractivas humanas y su impacto en los ecosistemas naturales. Destacó el papel del IEB en la articulación de diálogos y reflexiones sobre problemáticas ambientales, subrayando la importancia de estos encuentros para cuestionar nuestras formas de existir y operar como ciudadanos responsables.

“Como investigadora del IEB, éstas son instancias donde cumplimos un rol para la institución y también para la sociedad, llevándonos a participar sobre todo de diálogo y conversaciones que te permiten cuestionar la forma de existir, la forma de operar como consumidores y ciudadanos de nuestros espacios, ya sea urbano o natural, pero que están dentro de un contexto que depende del extractivismo de recursos naturales, los impactos que tienen nuestro consumo individual sobre la biodiversidad, el funcionamiento ecosistémico y cómo este impacto afecta a nuestro bienestar. Las temáticas han sido muy pertinentes hacia nuestro quehacer” destacó.

Por otro lado, la investigadora señala que la emergencia climática es transversal a toda la humanidad y sociedad, “nos atraviesa tanto en el ámbito socioeconómico, académico, desde lo privado a lo público, es una emergencia donde o todos nos unimos para poner nuestro grano de arena y hacer brainstorming y análisis crítico de las problemáticas que nos afectan, o por el contrario, tenemos la de perder. En la unión está la fuerza, porque separados no iremos a ningún lado. La transdisciplina permite la conexión entre distintos sectores de la sociedad, desde mi punto de vista esa es la gran fortaleza de estos encuentros transdisciplinarios”, afirmó.

Por su parte, Claudia Hernández del CEAZA, abordó la crucial interfaz entre la ciencia y la sociedad, resaltando la necesidad de hacer accesible el conocimiento científico a través de la divulgación y la transferencia de conocimiento. En esta tertulia, estuvo presentando sobre cómo “Generar conocimiento que llegue a la sociedad, un desafío para las Instituciones de Educación Superior” junto a Javier Álvarez de la U. Central de Coquimbo, Felipe Guevara de la Universidad Central de Chile, y Felipe Jara de IxE Innovación por Educación. En su presentación, la divulgadora se refirió al programa sobre ciencia y turismo que llevan a cabo para mejorar la actividad económica incorporando conocimiento científico para que sea más sustentable, entre los ejemplos compartió el proceso de creación de guías turísticas y actividades asociadas a la Región de Coquimbo.

La jornada también contó con la participación de Xuksa Kramcsak, quien compartió experiencias sobre la co-creación artística de la guía de campo del Parque Botánico de Hualpén destinada a visibilizar el valor del territorio y de su comunidad, un valioso pulmón verde en la zona que se encuentra amenazado por proyectos extractivistas. Además, presentó aportes sobre cómo abordar el negacionismo del cambio climático en el ámbito de la comunicación socioecológica, destacando la urgencia de generar estrategias discursivas y narrativas en un contexto de emergencia climática y ambiental global.  

Sobre ese encuentro, la comunicadora destaca el espacio de convivencia entre personas desde el ámbito de las ciencias sociales y ciencias básicas, “nos dio espacio para reflexionar sobre las necesidades de crear estrategias discursivas y narrativas en conjunto, sobre todo en este contexto de urgencia climática y ambiental al sur global, conocer las experiencias de investigadoras e investigadores que llevan más tiempo en ello, es una inyección de motivación en base a sus experiencias y de nutrir redes colaborativas, ya que buscamos lo mismo, aportar al bienestar social y de la naturaleza en su conjunto”, destacó.

El XI Encuentro Interdisciplinario de CTS-Chile no solo ha sido un espacio para el intercambio de conocimientos, sino también un lugar para reflexionar sobre el papel crucial de la transdisciplinariedad en la búsqueda de soluciones a los desafíos contemporáneos que enfrenta la sociedad chilena.