November 22, 2022

Naturaleza Intrusa organiza Semana sobre Invasiones Biológicas

¿Qué tienen en común nuestras mascotas tales como los gatos y perros, algunos animales e insectos que son comunes y reconocidos por las personas como el abejorro europeo, ciertas plantas atractivas tales como la flor de loto, el dedal de oro, el jacinto de agua, y otras que se ven continuamente en el paisaje de la zona central como la retamilla y el aromo?, son todas especies invasoras. 

Estas especies pueden provocar un gran daño en nuestro ecosistema y biodiversidad local, ya que desplazan a las especies nativas y generan problemáticas en diversas dimensiones tanto ecológicas como también económicas, por lo tanto a pesar de ser bellas y atractivas, es importante conocerlas y prevenir su propagación a tiempo.

La introducción de estas especies exóticas es, junto a la destrucción de los hábitats, la contaminación y la sobreexplotación, una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad en el mundo. Estas plantas y animales no nativos, que son ingresadas  y/o propagadas fuera de su área de distribución natural, pueden constituir una amenaza para la seguridad alimentaria, la salud y el bienestar humano. En este contexto, la iniciativa de divulgación científica Naturaleza Intrusa, con el apoyo de Laboratorio de Invasiones Biológicas -LIB- de la Universidad de Concepción -UdeC- y del Instituto de Ecología y Biodiversidad -IEB-, organiza la tercera versión de la “Semana sobre las Invasiones Biológicas: biodiversidad en riesgo” en la ciudad de Concepción para concientizar sobre nuestra biodiversidad en riesgo, desde el 28 de noviembre al 3 de diciembre.

La agrupación contará con charlas en distintas localidades de Concepción que también serán transmitidas por el canal de Youtube del IEB donde abordarán las invasiones biológicas acuáticas -específicamente las dimensiones de los salmones, y agua de lastre con invasiones marinas-; también las invasiones biológicas terrestres -particularmente termitas invasoras, plantas invasoras de alta montaña, y control y manejo de aromo en contexto de restauración ecológica-. Además conversarán sobre aspectos de la comunicación científica y ciencia ciudadana a través de proyectos realizados con especies como la rana africana y la chinita arlequín para compartir cómo se abordan estas problemáticas con la ciudadanía para recopilar datos y mejorar su manejo. 

Por otro lado, tendrán una salida a terreno por el Cerro Caracol para identificar especies exóticas invasoras, la exhibición del documental “Castores. La invasión del fin del mundo”, y una feria donde diversas organizaciones compartirán material y conversaciones desde su enfoque en el foro UdeC. Entre las entidades participantes cuentan con Algalab, Invasal, CAPES, y en Entomolab, entre otras.

Uno de los objetivos de esta semana de divulgación científica es llamar la atención de la ciudadanía, especialmente sobre la detección y prevención temprana de las invasiones, ya que es lo más corto-efectivo. “Creemos que en Chile debemos plantear el problema para reforzar la prevención, es decir,  que las personas comprendan cómo se genera y dónde está presente en sus territorios”, señaló Sergio Benavides de la agrupación.

Para seguir todas las actividades diarias de la “Semana sobre Invasiones Biológicas”, recomendamos seguir https://www.instagram.com/naturalezaintrusa/

 

 Mascotas, especies invasoras en nuestros hogares

El día martes 29 de noviembre, una de las charlas estará a cargo de la bióloga ambiental Rocío Contreras, quien se ha especializado en psicología para la conservación, la científica compartirá sus aportes sobre ciencia ciudadana y divulgación de la problemática de las especies invasoras, específicamente sobre la tenencia responsable de mascotas. “En cuanto al manejo de especies invasoras, el que involucra animales domésticos -especialmente perros y gatos- es uno de los más desafiantes debido al carisma de estos animales y la estrecha relación que tienen con la especie humana. La opinión de las personas es un factor crucial al momento de determinar los métodos que se van a usar para manejar a distintas especies invasoras, a tal punto que la oposición de un grupo de personas puede frenar una estrategia que de otra manera pudo haber sido exitosa”, señaló Rocío. Ante ello insta a detener el crecimiento poblacional de animales domésticos sin dueño y removerlos de áreas naturales, para lo cual es necesario 1) fortalecer estrategias ya existentes como la ley de tenencia responsable de mascotas; 2) generar apoyo en la población para manejar a especies domésticas; y 3) llegar a acuerdos con aquellos grupos de personas que no están de acuerdo con ciertas estrategias de manejo. “Para que podamos controlar a las especies domésticas de forma más efectiva, la psicología para la conservación y el cambio de comportamiento son elementales”, destacó.

Una forma de motivar a las personas es apelar a intereses y valores. “Por ejemplo, si la salud humana es muy importante para nuestra audiencia, podemos abordar la conservación de la biodiversidad y plantear que la salud de la población humana depende de la conservación de los ecosistemas. Este enfoque, basado en la ciencia de cambio de comportamiento, es efectivo para promover conductas pro ambientales, a diferencia de la educación por sí sola”, destacó.

 

¿Cómo nació Naturaleza Intrusa?

En el año 2017, estudiantes de la carrera de Ingeniería en Conservación en Recursos Naturales de la Facultad de Cs. Forestales UdeC, vieron una clara necesidad pues detectaron que a nivel global desde las comunicaciones no eran cubiertas todas las amenazas de la biodiversidad, “notamos que existía desconocimiento sobre especies invasoras, era difícil encontrar material didáctico que fuera alternativo, menos formal/académico y disponible, sin embargo, hoy, el panorama es distinto”, señaló Antonio Lara de Naturaleza Intrusa y técnico de LIB.

El trabajo de Naturaleza Intrusa se enfoca en el formato digital en redes sociales y presencial mediante la participación de stands, talleres y juegos destinados a establecimientos educacionales y otros grupos de interés. “Anteriormente, cuando las personas prestaban atención sobre el medioambiente eran acotados a ciertos temas más globales, pero no sabían sobre la crisis de biodiversidad local, así mismo, no tenían conocimiento sobre los efectos de los incendios forestales y su vinculación directa con la presencia de especies invasoras, ni tampoco sobre los efectos de los perros asilvestrados sobre especies nativas de fauna. Luego de realizar un curso sobre educación ambiental en Parque Katalapi, supimos donde apuntar las herramientas y ser un aporte”, destacó Sergio Benavides. Así mismo, ambos profesionales destacan la presencia del LIB para poder llevar a cabo este trabajo de divulgación científica.

La clave para este proceso de aprendizaje de educación ambiental es sentar las bases de los distintos ecosistemas de Chile, identificar dónde habitan las diversas especies, y luego conocer si son nativas o exóticas/invasoras. “Un ejemplo claro de ello es el Pingüino de Humboldt, las personas lo ubican en el sur cercano a la Antártica, pero cuando les contamos que la mayor población se encuentra en el norte, se sorprenden y emocionan, ahí ocurre el aprendizaje”, señaló Sergio Benavides.