October 30, 2020

Crean plataforma digital sobre información y monitoreo de biodiversidad en Chile

Torres del Paine | Pixabay

 -SIMBIO, es el nombre de la iniciativa desarrollada por un equipo multisectorial, en el que participan integrantes del Instituto de Ecología y Biodiversidad.

-Aurora Gaxiola, investigadora del IEB, llama a sumar esfuerzos desde la academia, y colaborar con la entrega de datos sobre biodiversidad, para fortalecer este nuevo portal destinado a la ciudadanía y a mejorar la toma decisiones en materia medioambiental. 

En fase de prueba y afinando detalles, se encuentra el Sistema de Información y Monitoreo de Biodiversidad, SIMBIO, una iniciativa desarrollada por un equipo multisectorial integrado por representantes de la academia, la sociedad civil y el Gobierno, a través del Ministerio del Medioambiente. La plataforma, que debiera inaugurarse durante las próximas semanas, es un portal web abierto a todo público, que busca entregar información sobre la diversidad biológica de nuestro territorio nacional.

Así, quienes ingresen a la plataforma, podrán navegar y acceder a diferentes módulos que incluyen: áreas protegidas, ecosistemas marinos y terrestres, iniciativas de restauración ecológica y humedales, mapas interactivos y un barómetro sobre biodiversidad, entre otros temas y servicios.

La elaboración de esta herramienta de manejo y almacenamiento de bases de datos, ha sido financiada desde un inicio, por un Fondo de Cooperación Chile-México, de las agencias AGCID (Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo) y AMEXCID (Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo). La plataforma también es fruto de una alianza con CONABIO (Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad), entidad mexicana con la cual se han desarrollado diversos proyectos, y CONANP (Comisión Nacional de Áreas Naturales de Áreas Protegidas), de la misma nación.

Tanto en estas acciones como en la construcción del portal, la investigadora del Instituto de Ecología y Biodiversidad y de la Universidad Católica, Aurora Gaxiola, ha tenido una gran participación.

Uno de los objetivos de la plataforma es convertirse en un instrumento potente y transparente que permita democratizar el conocimiento, y ayudar a la recuperación y difusión de nuestro patrimonio natural. Todo esto, con miras a fortalecer la correcta toma de decisiones en materia ambiental y a construir una sociedad más sostenible.

1 millón de datos del IEB

Entre los aportes del IEB a la creación de SIMBIO, está la entrega de 1 millón de datos sobre biodiversidad, tanto de Chile como de Latinoamérica que fueron otorgados por el investigador Pablo Marquet del IEB y la Universidad Católica. A esto se suman asesorías para implementar el portal y colaboraciones con México sobre modelamiento en cambio climático.

Para Aurora Gaxiola, una de las mayores contribuciones de la plataforma virtual, en la cual ha estado trabajando, es el aporte de contenidos provenientes del mundo académico, tarea que asegura, debe incrementarse. “Un 90% de las bases de datos sobre biodiversidad que existen a nivel general, provienen de personas de la academia. Y es por eso que sería muy importante que se entregaran más bases y se digitalizaran inventarios. SIMBIO ya es un inicio y esperamos que tanto en el IEB como en otras instituciones afines, los integrantes se den cuenta de la relevancia que es tener esta información sistematizada. Esto, considerando además que en la actualidad existe mucha información, pero dispersa e incluso, no digitalizada. En ese contexto, el portal es un gran sistema que está permitiendo integrar y ordenar la información, pero con control de calidad. Y por lo mismo, también es fundamental que sigamos sumando esfuerzos y aportes de nuestros investigadores y académicos, para nutrir esta plataforma que está destinada a toda la ciudadanía”, asegura la científica.

Aurora Gaxiola

En este contexto, la investigadora asegura que es fundamental poder realizar una buena curatoría de los datos, asegurando que éstos sean de calidad.  El hecho de transparentar y aportar con esta información, también considera mecanismos para proteger a especies que se encuentren en peligro, para la cual se mantendrá en reserva cierta información clave, como locaciones específicas u otros datos.

Todo este proceso y la entrega de contenidos, también es crucial para el bienestar nacional, según explica la académica de la Universidad Católica. Esto, ya que el acceso a información permitirá respaldar a comunidades interesadas en la protección de sus territorios y a las autoridades, por ejemplo, ante el dilema de intervenir en un territorio que pudiera ser un Área de Alto Valor para la Conservación.

A nivel de ciudadanía, el portal permitirá que diferentes públicos se nutran de los contenidos, pudiendo conocer qué especies habitan en un determinado entorno, cuáles están protegidas y qué amenazas enfrentan distintos ecosistemas en la actualidad. “También contaremos con mapas para conocer esos escenarios que, desde el punto de vista visual, son muy atractivos para el público, incluyendo estudiantes”, señala Aurora Gaxiola.

Dentro de las novedades que tendrá SIMBIO, está el barómetro de biodiversidad, una herramienta geoespacial que permitirá visualizar los problemas de conservación en nuestro país. La investigadora de IEB está trabajando en este desarrollo, en el marco de su colaboración permanente con CONABIO.

Aporte a la educación

La existencia del portal chileno representa un gran avance para la agenda medioambiental. Sin embargo, la misión de divulgar conocimientos sobre biodiversidad e integrarlos a nivel educativo y cultural, es un proceso de largo aliento, según estima Gaxiola. “Para que la plataforma realmente funcione y contribuya a la educación es importante que exista un programa y proceso más profundo para su apropiación social. En Chile por ejemplo, en la educación escolar la mayoría de los ejemplos de ecología incluyen leones, jirafas y cocodrilos, y no especies nativas. Por otro lado, no se requiere saber de biodiversidad chilena para ser profesor de enseñanza básica. Por eso es importante que esta plataforma transcienda a los gobiernos y sea, realmente, una herramienta para toda la ciudadanía”, concluye Aurora Gaxiola.