Somos una red de investigadores en ecología

que trabaja a lo largo de todo Chile

El Instituto de Ecología y Biodiversidad es una corporación sin fines de lucro cuyo principal objetivo es realizar investigación científica de frontera en ciencias de la biodiversidad y contribuir al desarrollo sustentable del país.

El IEB se organiza en tres unidades estructurales:
Ciencia / Transferencia y Desarrollo Tecnológico / Comunicación Científica.

Siendo la Unidad de Ciencia la matriz principal de nuestro instituto, dentro de la cual se insertan las Unidades de Transferencia y Comunicación como órganos transversales que buscan generar diálogo y conexión con la sociedad. Los ámbitos de Formación de científicos y Redes de colaboración son también parte de la estructura fundamental del IEB.

Nuestro Instituto alberga más de 20 investigadores distribuidos en 6 universidades a lo largo del país, más de un centenar de estudiantes de postgrado realizando investigación y un equipo de más de 20 profesionales y técnicos. El IEB ha establecido además 3 estaciones biológicas, ubicadas en ecosistemas estratégicos para el estudio de la biodiversidad a lo largo de Chile.

Misión

Nuestra misión es realizar investigación científica de frontera sobre la biodiversidad, en el contexto de los cambios ambientales pasados, presentes y futuros; formar nuevas generaciones de científicos; y contribuir a la conservación y manejo sustentable del patrimonio natural para el desarrollo social, económico y cultural de Chile.

Visión

En el IEB queremos desarrollarnos en tres ámbitos principales, siendo la generación de conocimiento científico el eje central de nuestro quehacer presente y futuro.

Ámbito Ciencia: aspiramos a ser un instituto de clase mundial en investigación científica de frontera y su aplicación para el desarrollo sustentable de Chile. Esto también implica ser un centro de formación en el entrenamiento avanzado de estudiantes de pre y postgrado y tutoría de investigadores jóvenes.

Ámbito Transferencia y desarrollo tecnológico: queremos establecer una estrecha vinculación con el sector público y privado en el país, cumpliendo un rol colaborador con los servicios públicos chilenos en la solución de problemas ambientales, y siendo una fuente de información científica para potenciar la sustentabilidad de la industria chilena basada en los recursos naturales.

Ámbito Comunicación de la ciencia:  buscamos comunicar el conocimiento científico producido por los investigadores del IEB a un amplio rango de audiencias no científicas, entendiendo sus diferentes necesidades y promoviendo su apreciación por la ciencia y la importancia de proteger la biodiversidad.

El Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB) es un centro de investigación científica de excelencia, fundado el año 2006, reuniendo profesores y estudiantes asociados al Laboratorio de Sistemática y Ecología Vegetal de la Facultad de Ciencias, Universidad de Chile, y otros investigadores nacionales líderes en ecología. Creado bajo el alero de la Iniciativa Científica Milenio (ICM), del Ministerio de Economía, desde el año 2008 el IEB es también uno de los centros con Financiamiento Basal de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT).

El IEB funciona hoy como una red descentralizada de investigadores adscritos a seis universidades nacionales y dos fundaciones privadas de carácter académico. A su vez, trabajamos en colaboración con científicos de instituciones nacionales e internacionales, líderes mundiales en ecología y ciencias ambientales. Un foco prioritario del IEB ha sido la formación avanzada de científicos, otorgando apoyo especial a los programas de postgrado de universidades regionales, lo que ha sido importante para la acreditación de dichos programas en las Universidades de La Serena y Magallanes.

Durante este período hemos consolidado la interacción con los sectores público y privado, con el objeto de aportar desde la ciencia a la sociedad y al desarrollo sustentable de Chile. Como resultado de ello, junto con la Universidad de Magallanes, el IEB lideró la concepción e implementación de la Reserva de la Biosfera del Cabo de Hornos (CHBR). Asimismo, con el sector privado, la interacción más exitosa ha sido con 20 empresas vitivinícolas que en conjunto exportan el 60% del volumen total de vino producido en Chile.  Con ellas hemos colaborado para establecer un acuerdo de conservación de 25.000 hectáreas de vegetación nativa asociadas a viñedos. En cuanto a otras industrias, nuestros científicos han estado involucrados en el plan de conservación de un sitio de patrimonio natural que abarca 31.000 ha en el norte y han colaborado en programas de restauración ecológica con varias empresas de la industria minera. Con empresas de turismo se ha desarrollado un programa inédito con foco en la biodiversidad de Magallanes, cuyos principios se han extendido a Chiloé y Coquimbo.

El equipo de comunicación de la ciencia del IEB ha llevado nuestro trabajo a una variedad de audiencias, que incluye escolares, profesores, trabajadores del sector agrícola y público general desde Coquimbo a Magallanes. Asimismo se ha fortalecido una línea de publicaciones de divulgación científica, incluyendo textos de ecología que han sido distribuidos por el Ministerio de Educación en los colegios del país.

Durante esta década, el IEB se ha esforzado para mejorar e incrementar la infraestructura de apoyo a la investigación, contribuyendo a expandir la estación de campo Senda Darwin en Chiloé, construyendo y equipando una nueva estación de campo en el Parque Omora, Isla Navarino, y otra en el Parque Nacional Fray Jorge. Estas estaciones biológicas, con facilidades para la estadía y trabajo de investigadores y estudiantes, sirven de base a la Red Chilena de Estudios Socio-ecológicos de Largo Plazo (LTSER- Chile, por su nombre en inglés), fundada por el IEB y formalmente vinculada a la Red Internacional I-LTER.

Así, después de estos 10 años, el IEB se consolida como una institución que contribuye al bienestar humano y a la protección de los ecosistemas, a través de la investigación científica colaborativa y su comunicación y transferencia hacia los sectores público, privado y las comunidades locales.

La Corporación Instituto de Ecología y Biodiversidad cuenta con una sólida estructura operativa que nos permite alcanzar nuestros objetivos estratégicos y profesionalizar la gestión administrativa y financiera del Instituto. Nuestra estructura incluye a una Directora Ejecutiva – que responde al Presidente de la corporación IEB y Directores de Proyectos – responsable  de diseñar e implementar el plan de trabajo institucional y asegurar la gestión eficiente de los recursos. La Directora Ejecutiva supervisa el trabajo del Asesor Jurídico, del Jefe de Administración y Finanzas y del Jefe de Gestión de Información. Además supervisa las actividades de la Unidad de Desarrollo y Transferencia Tecnológica y la Unidad de Comunicación de la Ciencia.

Estas unidades, recientemente implementadas y que recogen la experiencia de los primeros diez años de existencia del IEB, apuntan a fortalecer nuestro impacto en la sociedad y  expandir nuestros vínculos de colaboración con socios nacionales e internacionales, trabajando de manera coordinada entre sí y con los investigadores del Instituto. Su objetivo conjunto es acortar la brecha entre la ciencia y la sociedad para avanzar en el manejo responsable de la Tierra y el desarrollo sostenible de Chile.

  • El Instituto de Ecología y Biodiversidad es una corporación sin fines de lucro cuyo principal objetivo es realizar investigación científica de frontera en ciencias de la biodiversidad y contribuir al desarrollo sustentable del país.

    El IEB se organiza en tres unidades estructurales:
    Ciencia / Transferencia y Desarrollo Tecnológico / Comunicación Científica.

    Siendo la Unidad de Ciencia la matriz principal de nuestro instituto, dentro de la cual se insertan las Unidades de Transferencia y Comunicación como órganos transversales que buscan generar diálogo y conexión con la sociedad. Los ámbitos de Formación de científicos y Redes de colaboración son también parte de la estructura fundamental del IEB.

    Nuestro Instituto alberga más de 20 investigadores distribuidos en 6 universidades a lo largo del país, más de un centenar de estudiantes de postgrado realizando investigación y un equipo de más de 20 profesionales y técnicos. El IEB ha establecido además 3 estaciones biológicas, ubicadas en ecosistemas estratégicos para el estudio de la biodiversidad a lo largo de Chile.

  • Misión

    Nuestra misión es realizar investigación científica de frontera sobre la biodiversidad, en el contexto de los cambios ambientales pasados, presentes y futuros; formar nuevas generaciones de científicos; y contribuir a la conservación y manejo sustentable del patrimonio natural para el desarrollo social, económico y cultural de Chile.

    Visión

    En el IEB queremos desarrollarnos en tres ámbitos principales, siendo la generación de conocimiento científico el eje central de nuestro quehacer presente y futuro.

    Ámbito Ciencia: aspiramos a ser un instituto de clase mundial en investigación científica de frontera y su aplicación para el desarrollo sustentable de Chile. Esto también implica ser un centro de formación en el entrenamiento avanzado de estudiantes de pre y postgrado y tutoría de investigadores jóvenes.

    Ámbito Transferencia y desarrollo tecnológico: queremos establecer una estrecha vinculación con el sector público y privado en el país, cumpliendo un rol colaborador con los servicios públicos chilenos en la solución de problemas ambientales, y siendo una fuente de información científica para potenciar la sustentabilidad de la industria chilena basada en los recursos naturales.

    Ámbito Comunicación de la ciencia:  buscamos comunicar el conocimiento científico producido por los investigadores del IEB a un amplio rango de audiencias no científicas, entendiendo sus diferentes necesidades y promoviendo su apreciación por la ciencia y la importancia de proteger la biodiversidad.

  • El Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB) es un centro de investigación científica de excelencia, fundado el año 2006, reuniendo profesores y estudiantes asociados al Laboratorio de Sistemática y Ecología Vegetal de la Facultad de Ciencias, Universidad de Chile, y otros investigadores nacionales líderes en ecología. Creado bajo el alero de la Iniciativa Científica Milenio (ICM), del Ministerio de Economía, desde el año 2008 el IEB es también uno de los centros con Financiamiento Basal de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT).

    El IEB funciona hoy como una red descentralizada de investigadores adscritos a seis universidades nacionales y dos fundaciones privadas de carácter académico. A su vez, trabajamos en colaboración con científicos de instituciones nacionales e internacionales, líderes mundiales en ecología y ciencias ambientales. Un foco prioritario del IEB ha sido la formación avanzada de científicos, otorgando apoyo especial a los programas de postgrado de universidades regionales, lo que ha sido importante para la acreditación de dichos programas en las Universidades de La Serena y Magallanes.

    Durante este período hemos consolidado la interacción con los sectores público y privado, con el objeto de aportar desde la ciencia a la sociedad y al desarrollo sustentable de Chile. Como resultado de ello, junto con la Universidad de Magallanes, el IEB lideró la concepción e implementación de la Reserva de la Biosfera del Cabo de Hornos (CHBR). Asimismo, con el sector privado, la interacción más exitosa ha sido con 20 empresas vitivinícolas que en conjunto exportan el 60% del volumen total de vino producido en Chile.  Con ellas hemos colaborado para establecer un acuerdo de conservación de 25.000 hectáreas de vegetación nativa asociadas a viñedos. En cuanto a otras industrias, nuestros científicos han estado involucrados en el plan de conservación de un sitio de patrimonio natural que abarca 31.000 ha en el norte y han colaborado en programas de restauración ecológica con varias empresas de la industria minera. Con empresas de turismo se ha desarrollado un programa inédito con foco en la biodiversidad de Magallanes, cuyos principios se han extendido a Chiloé y Coquimbo.

    El equipo de comunicación de la ciencia del IEB ha llevado nuestro trabajo a una variedad de audiencias, que incluye escolares, profesores, trabajadores del sector agrícola y público general desde Coquimbo a Magallanes. Asimismo se ha fortalecido una línea de publicaciones de divulgación científica, incluyendo textos de ecología que han sido distribuidos por el Ministerio de Educación en los colegios del país.

    Durante esta década, el IEB se ha esforzado para mejorar e incrementar la infraestructura de apoyo a la investigación, contribuyendo a expandir la estación de campo Senda Darwin en Chiloé, construyendo y equipando una nueva estación de campo en el Parque Omora, Isla Navarino, y otra en el Parque Nacional Fray Jorge. Estas estaciones biológicas, con facilidades para la estadía y trabajo de investigadores y estudiantes, sirven de base a la Red Chilena de Estudios Socio-ecológicos de Largo Plazo (LTSER- Chile, por su nombre en inglés), fundada por el IEB y formalmente vinculada a la Red Internacional I-LTER.

    Así, después de estos 10 años, el IEB se consolida como una institución que contribuye al bienestar humano y a la protección de los ecosistemas, a través de la investigación científica colaborativa y su comunicación y transferencia hacia los sectores público, privado y las comunidades locales.

  • La Corporación Instituto de Ecología y Biodiversidad cuenta con una sólida estructura operativa que nos permite alcanzar nuestros objetivos estratégicos y profesionalizar la gestión administrativa y financiera del Instituto. Nuestra estructura incluye a una Directora Ejecutiva – que responde al Presidente de la corporación IEB y Directores de Proyectos – responsable  de diseñar e implementar el plan de trabajo institucional y asegurar la gestión eficiente de los recursos. La Directora Ejecutiva supervisa el trabajo del Asesor Jurídico, del Jefe de Administración y Finanzas y del Jefe de Gestión de Información. Además supervisa las actividades de la Unidad de Desarrollo y Transferencia Tecnológica y la Unidad de Comunicación de la Ciencia.

    Estas unidades, recientemente implementadas y que recogen la experiencia de los primeros diez años de existencia del IEB, apuntan a fortalecer nuestro impacto en la sociedad y  expandir nuestros vínculos de colaboración con socios nacionales e internacionales, trabajando de manera coordinada entre sí y con los investigadores del Instituto. Su objetivo conjunto es acortar la brecha entre la ciencia y la sociedad para avanzar en el manejo responsable de la Tierra y el desarrollo sostenible de Chile.